Llámenos: 922 463204LU-VI 09:30-17:00 SA 09:30-13:30 (Hora local)

La Palma

Naturaleza y entorno

La Palma fue formada por erupciones volcánicas

La Palma es la más joven de todas las Islas Canarias y, como el resto de islas del archipiélago de Canarias, fue formada por erupciones volcánicas. La diferencia de altitud respecto a su superficie es enorme, siendo la mayor del mundo en este sentido. La Caldera de Taburiente, en el norte de la isla, se originó por el derrumbe y la erosión de una formación de lava que emergió del océano en la era prehistórica.

Desde el sur de la caldera, una cadena montañosa se extiende hacia el sur de la isla, dividiendo a La Palma en dos partes: la Cumbre Nueva y la Cumbre Vieja, siendo esta última la más nueva en el aspecto geológico. En el sur de la isla, existe todavía actividad volcánica. La última erupción se produjo en el año 1971, en la región de Los Canarios, cercano a Fuencaliente. Esta erupción formó el Volcán Teneguía, todavía bajo observación científica debido a que aún no se encuentra apagado del todo. En el sur de la isla, la Cumbre Vieja continúa su extensión bajo el nivel del mar, donde todavía podemos encontrar volcanes activos. Una investigación llevada a cabo en el año 1990, llegó a la conclusión de que dentro de la cumbre existe una formación de rocas volcánicas porosas, continuamente hidratadas. En el caso de que éste volcán entre de nuevo en erupción, el lado oeste de esta cumbre podría deslizarse y caer al agua. Debido a esto, se produciría una enorme ola que se desplazaría a lo largo del océano atlántico a una velocidad de 700 km/h, y provocaría la llegada de un tsunami de 25 metros a la costa de América.

Algunos geólogos británicos hicieron pública ésta posibilidad, pero está científicamente probado que si esto llegara a ocurrir, se produciría en 10 millones de años.

Las condiciones climáticas de La Palma son muy cambiantes

La cadena montañosa, de 2000 metros de altitud, divide la isla en dos zonas con condiciones climáticas diferentes entre sí. Los vientos alisios son frenados en el noroeste, lo que provoca que la parte de sotavento del suroeste sea habitualmente seca y sin nubes. Debido a los vientos alisios, las condiciones climáticas de La Palma son muy cambiantes, creando paisajes muy variados.

Así, podemos encontrarnos con una muy variada vegetación. Existen multitud de plantas autóctonas que sólo crecen en la isla, además de conservar especies vegetales que en otros lugares se encuentran ya extinguidas. Las condiciones climáticas y su carácter aislado hacen que La Palma, declarada por la UNESCO como reserva mundial de la biosfera, cuente con una flora especial. Esta declaración de reserva mundial hace justicia a la vegetación con la que La Palma cuenta.

En cuanto a su fauna, también existen rarezas como el gecko, la Graja (una subespecie especial de la chova piquirroja), y la Escolopendra, un tipo de ciempiés. En ocasiones, pueden llegan a las costas medusas y erizos de mar, señalizándose la playa con las banderas correspondientes. En la cumbre de la Caldera de Taburiente, podemos encontrar la rara mariposa Canela estriada. Esta mariposa se da en el sur de Europa y en la mayoría de las regiones del Paleotrópico. La Mariposa capuchina, la Vanesa índica canaria, la Mariposa de los muros y el Sátiro común son también especies endémicas.

Dirección

Mantenimiento de CONTACTO SL.
Calle General Yagüe 13
E - 38760 Los Llanos de Aridane
Isla de La Palma

Teléfono +34 922 46 32 04 Teléfono +49 33201 649803

Fax +34 922 46 12 66

Email: contacto[at]la-palma.de

Website: www.la-palma.de